Sistemas arquitectónicos contemporáneos

 Gustavo López Padilla

 Formando parte del panorama de los estudiosos de la arquitectura contemporánea universal, Josep María Montaner, arquitecto español nacido en Barcelona en el año de 1954, se ha consolidado a lo largo de los últimos veinte años, como uno de los más significativos y  prolíficos en la materia. Su obra escrita, rica y diversa, referida a  trabajos de historia y análisis de  los diferentes hechos arquitectónicos y urbanos, se ha caracterizado por asumir una clara voluntad por buscar formas novedosas en la realización y presentación de sus estudios, siendo incluyente de las distintas interpretaciones conceptuales, compositivas y formales, de  las diferentes regiones culturales del mundo, sin preferencias o inclinaciones particulares respecto de algunos países dominantes económica y políticamente.

Dentro de su obra publicada hasta ahora destacan: Crítica, del año 1999, editorial Gustavo Gili, después del movimiento moderno, 1993, editorial Gustavo Gili, las formas del siglo XX, 2002, Gustavo Gili y más recientemente Sistemas arquitectónicos contemporáneos, 2008, igualmente aparecida bajo el sello de Gustavo Gili. Existe continuidad en los trabajos realizados por Josep María Montaner, al mismo tiempo que evolución y enriquecimiento en el planteamiento y maneras de abordar el desarrollo de las ideas con las que enfrenta y reflexiona la actividad y los hechos tanto arquitectónicos como urbanos.

 Partiendo del conocimiento de las diferentes posturas críticas frente a la historia y a la teoría que se han experimentado y asumido desde el siglo XVII, como instrumentos de valoración de la cultura contemporánea y como partes fundamentales de ella la arquitectura y el desarrollo de las ciudades, en su libro ¨ después del movimiento moderno ¨ Montaner hace un recuento ordenado y evolutivo de los diferentes movimientos arquitectónicos sucedidos fundamentalmente desde la segunda mitad del pasado siglo, hasta los tiempos más recientes. En otro orden de cosas, en ¨ las formas del siglo XX ¨ asume una postura distinta, ya que en esta oportunidad no  necesariamente desarrolla un ejercicio de documentar sucesivamente los hechos históricos, sino se acerca al mundo de las ideas que le han dado sentido a los diferentes movimientos arquitectónicos y urbanos, con una visión reflexiva, entendiendo proyectos y tendencias arquitectónicas como parte del conjunto de la cultura, en la que para un momento determinado, como resultado de un proceso histórico, confluyen maneras de entender la economía, la política, la filosofía, la ciencia, las comunicaciones, el mundo de la información y las artes en general como escultura, pintura, música, teatro y danza. Para entender y explicar movimientos arquitectónicos y urbanos recurre a imágenes y comparaciones entre proyectos, obras construidas y la diversidad de las expresiones culturales, además de citas filosóficas y literarias puntuales, tomando en cuenta también al cine. Se trata de interpretaciones de ideas, mas que de descripciones de proyectos. Valoraciones con las que se puede o no estar de acuerdo, pero que motivan la reflexión y el diálogo. La arquitectura y el urbanismo entendidos como expresión construida de los valores de la vida.

 

 

Sistemas arquitectónicos contemporáneos es un paso adelante en sus análisis, al continuar por el camino de las ideas, de las valoraciones conceptuales, pero ahora enfrentando los proyectos y las obras como parte de una estructura amplia de pensamientos y acciones constructivas que involucran a las ciudades en su conjunto. Los proyectos arquitectónicos en sus diferentes interpretaciones, no son presentados y evaluados como objetos aislados descontextualizados, sino como parte de sistemas complejos que representan maneras de entender la filosofía, la política, la economía, las relaciones sociales, que se traducen en estructuras de espacios colectivos, ciudades, formadas por vacíos, conectores y volúmenes construidos,  unidades arquitectónicas que constituyendo conjuntos, formal y compositivamente hacen las ciudades. A lo largo del texto va realizando valoraciones conceptuales, formales y compositivas de las diversas posturas arquitectónicas y urbanas, desarrolladas desde los comienzos del pasado siglo, hasta los movimientos científicos y culturales mas recientes. Incluye desde lo que se denominan sistemas racionales y orgánicos, pasando por aquellas alternativas vinculadas con el sentido de la realidad, las estructuras de la memoria y las críticas radicales. Se suman también a sus reflexiones lo que tiene que ver con las interpretaciones complejas de la arquitectura en capítulos vinculados con lo que se denomina la cultura del fragmento y las formas del caos. Termina su trabajo comentando las experiencias arquitectónicas relacionadas con las distintas formas de energía, como resultado de los últimos avances de la ciencia en esa materia.

 Los ejemplos que aparecen en el libro, muestran un espíritu incluyente, al conformarse con experiencias arquitectónicas y urbanas valiosas, de diversos países, regiones culturales y realidades económicas. La trascendencia de las obras está dada por el valor de las ideas que contienen y no por el costo, su representación de poder o la escala de las mismas. Montaner muestra un interés que va mas allá de algunos viejos y tradicionales libros de texto, realizados por historiadores y críticos, que en el pasado siglo comprometieron sus trabajos, privilegiando las obras de los países centroeuropeos, los estados unidos y Japón, entre otros, como países dominantes económica y culturalmente. El espíritu del libro de Montaner se despliega en concordancia con lo que opina el historiador y crítico inglés William J.R. Curtis, (1948) en su libro, ¨ la arquitectura Moderna desde 1900 ¨ de la editorial Phaidon, del año  1986, en su primera edición en español cuando afirma:  hace ya tiempo que no se puede hablar de un puñado de centros cosmopolitas  (en su mayoría de occidente)  que proporcionan las ideas guía –yo agregaría también obras- tras las cuales debe correr el resto del mundo. En este orden de cosas, los diferentes países y regiones culturales en el mundo, están comprometidos no solo con realizar nuevas y buenas obras, sino que de inicio deben arriesgar y crear alternativas de ideas congruentes con los tiempos actuales, con sus propias tradiciones, que le den sentido a las obras que construyen, para finalmente documentar distintas versiones de la historia o las historias arquitectónicas y urbanas, locales y globales, de tal suerte que todas estas experiencias enriquezcan al conjunto universal de la cultura. 

 

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Sobre ideas y libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s