Reflexiones en relación a la densidad construida de las ciudades

Gustavo López Padilla

Las ciudades son el resultado edificado de la voluntad de las sociedades, representan una de las expresiones culturales mas complejas y completas, pues en ellas se ven reflejadas las ideas filosóficas, políticas, económicas, de organización y representación social. Se percibe en el ámbito de las ciudades el desarrollo de la cultura, la ciencia y la tecnología. En los edificios, calles, plazas y jardines de las ciudades se respiran los esfuerzos, ideales, sueños, representaciones, aspiraciones, utopías, frustraciones, desengaños y fracasos de las sociedades que las habitan. Las ciudades con su arquitectura levantada a lo largo del tiempo son las expresiones construidas de los valores de la vida. Dependiendo de la geografía donde se levantan, del clima, de la disponibilidad de recursos naturales y territoriales, de la economía de las sociedades que las habitan, de su organización social y política, se determina el orden y la morfología de las ciudades. Las ciudades son al mismo tiempo muchas ciudades, en las que se mezclan diversas maneras de entender la arquitectura a lo largo de su historia, distintas interpretaciones constructivas que representan a los diferentes grupos sociales que conviven en cada ciudad. Por su propia naturaleza las ciudades son cambiantes, dinámicas, complejas, contradictorias y en alguna medida incluyentes. La diversidad y las mezclas es lo natural en las ciudades y en ellas conviven distintos usos del suelo e intensidades de construcción.

Ciudad de Paris, Francia

En los ámbitos urbanos vive aproximadamente el 75 % de la población mundial y por ello representan una de las preocupaciones y ocupaciones mas importantes de las sociedades contemporáneas. En las ciudades el 60 % de su territorio es ocupado por las distintas modalidades de vivienda, entre unifamiliares y multifamiliares, organizadas a partir de distintas densidades construidas, baja media y alta. Las ciudades que muestran hoy en día mayores índices de calidad habitable, son aquellas en las que se han logrado acuerdos sociales y políticos para ordenar su desarrollo. En todo ello la planeación urbana a jugado un papel fundamental en las diferentes etapas de su historia. Se ha requerido corresponsabilidad y participación de todos los que las habitan. En estas mismas ciudades la planeación se ha acercado en la medida de lo posible a la racionalidad, la eficiencia, el sentido común, tomando en cuenta al ser humano y sus posibles relaciones sociales que se desarrollan en ellas. En las ciudades con mayor reconocimiento en lo que tiene que ver con sus calidades de habitabilidad, se ha podido crear una imagen identificable, que representa a las sociedades que las habitan, sus valores, siendo fundamental además de la calidad de sus edificios, el significado, cantidad y disponibilidad de sus espacios públicos, como calles, plazas y jardines. Hay ciudades que han logrado una personalidad tal, que motivan recorridos de muchos kilómetros para ser visitadas y disfrutadas. Su calidad habitable se vuelve factor importante de su economía por la vía del turismo. La visita a estas ciudades se traduce en experiencias de aprendizaje, que alimentan el espíritu y motivan las inquietudes creativas.

Ciudad de Nueva York, Estados Unidos

 En los espacios públicos de las ciudades se desarrolla naturalmente la vida colectiva, intercambiándose en ellos todo tipo de manifestaciones de vida, luego entonces la creación y conservación de estos espacios es fundamental para la operación cotidiana de las mismas. Las calidades y cantidades de espacios públicos generan conductas sociales. Cuando los espacios son bellos y amables,  motivan conductas positivas, que alientan las buenas relaciones y la creatividad en todos los ámbitos y cuando los lugares son agresivos, se pueden inducir conductas negativas, que pueden traducirse en enfrentamientos y actitudes delictivas. Es necesario contar con espacios públicos verdaderamente abiertos y democráticos, participativos, que no propicien la discriminación, que no sean excluyentes. Los espacios públicos no deben ser reemplazados por los lugares privados de los centros comerciales, que han proliferado en muchas ciudades modernas a lo largo de los últimos cincuenta o sesenta años. Los centros comerciales son excluyentes y están dominados por la idea del consumo, dejando de lado, en buena medida,  las relaciones humanas en sus mas altas expresiones. Las ciudades modernas deben revaluar su desarrollo en relación con la naturaleza, equilibrando los porcentajes entre los espacios construidos y los verdes, dentro del propio ámbito de las ciudades y lo mismo entre las ciudades y el campo. La disponibilidad de espacios públicos y áreas verdes define en gran medida la calidad habitable de las ciudades. Como un acuerdo internacional se ha planteado que las ciudades deberían contar al menos con entre doce y quince metros cuadrados de espacios verdes por habitante. Un número significativo de las mejores ciudades en el mundo son aquellas en las que se han podido mezclar racionalmente distintas densidades de construcción, privilegiando las densidades medias, que se traducen en edificaciones de entre cinco y siete pisos. En algunas otras ciudades se han desarrollado nodos o sectores con densidades altas, combinadas con otras alternativas de intensidades en el uso del suelo. Con la implementación de desarrollos urbanos en base a densidades medias y algunas altas, se trata de ajustarse de mejor manera a circunstancias geográficas y económicas particulares y en lo general aprovechar de manera mas eficiente la disponibilidad de sus infraestructuras, como redes de agua potable, drenaje, electricidad, áreas de vialidades y con estas últimas tratando de optimizar el transporte. Es fundamental, restringir de manera lógica el crecimiento de las ciudades con un sentido horizontal, expansivo, destructivo del medio natural colindante con las áreas urbanas.

Ciudad de Amsterdam, Holanda

Hoy más que nunca es importante repensar y racionalizar en las ciudades el uso del agua potable disponible, utilizar en mayor medida el agua de lluvia, reutilizar las aguas residuales entendidas como un bien, aprovechándolas de acuerdo a sus tratamientos para diferentes usos, hasta el punto de plantear que en las ciudades muy pronto se requerirán circuitos cerrados en el uso del agua, llegando a potabilizar las residuales y reponiendo con potable, solamente las pérdidas en las redes de distribución y lo que se pierda por evaporación. Incentivar el reciclamiento de la basura, entendida como un patrimonio, como materia prima para diferentes industrias, incluyendo la generación de energía, contribuye al desarrollo de la economía de las ciudades y a restablecer los criterios de armonía ecológica necesaria. Es de esperarse que en pocos años la ciencia, posibilite a menores costos e impactos ambientales, la potabilización del agua de mar y con ello enfrentar los graves rezagos y desequilibrios que existen en la actualidad en muchas ciudades del mundo, en relación a la disponibilidad de agua potable. A lo anterior se debe sumar el uso racional de la energía, privilegiando el uso de las fuentes renovables, como la solar, la eólica, la de las mareas y el hidrógeno. El impulso al desarrollo de la ciencia debe orientarse hacia la divulgación del conocimiento con un sentido mas democrático, que evite en la medida de lo posible, la dependencia respecto de los países ricos, que disponen hasta ahora de los mejores y mas numerosos centros de investigación científica, imponiendo sus tecnologías, reglas económicas y formas de vida colectiva.

Ciudad de Curitiba, Brasil

Otro elemento clave a evaluar en el desarrollo de las ciudades modernas es el uso del automóvil; medio de transporte que trae consigo agresividad, segregación y la necesidad de contar cada día con más autopistas, a nivel del terreno, subterráneas y elevadas. El automóvil está directamente vinculado con los criterios de crecimiento de las ciudades de manera horizontal y expansiva, con todas las consecuencias negativas ambientales que lo anterior trae consigo. Es inevitable incentivar el transporte público cómodo, eficiente, barato, no contaminante, restringiendo el uso del automóvil. Algunas ciudades modernas ya han entendido lo anterior y han instrumentado programas en este sentido, como son los camiones dobles o triples, poco contaminantes, mayor intensidad en el uso de trenes eléctricos y el metro y desde luego el uso masivo de la bicicleta. Se suma a lo anterior el criterio de peatonalizar sectores claves de las ciudades, propiciando actividades saludables, el encuentro, la convivencia, diversas prácticas culturales y el vivir las ciudades a otros ritmos mas pausados. En el ámbito de las ciudades, en lo que tiene que ver con sus mezclas, es importante evaluar la conservación y mejoramiento de sus lugares históricos como elemento fundamental de sus tradiciones,  su cultura y su identidad. Sin memoria no es posible entender y afrontar el presente y mucho menos vislumbrar el futuro. La memoria construida de las ciudades, en sus distintas etapas históricas, les confiere identidad y personalidad propias. Permite que las ciudades y sus habitantes puedan sentir orgullo de lo que son, valorando lo local, con la posibilidad de combinar otras alternativas urbanas, que confieran a las ciudades el sentido de globalidad, de pertenencia al conjunto de las ciudades en el mundo. Lo anterior tiene que ver con la idea fundamental de la aceptación de la diversidad y las diferencias, como condición natural de riqueza de las experiencias humanas.

Ciudad de Bogota, Colombia

En varias ciudades mexicanas importantes, se ha alentado, en los últimos años, el crecimiento horizontal, expansivo, indiscriminado, construyéndose miles de viviendas, en las periferias de estas ciudades. Estos desarrollos solo responden a criterios de explotación de la tierra y al lucro de las empresas desarrolladoras involucradas en este fenómeno urbano. Estas nuevas áreas urbanas no se relacionan adecuadamente con los tejidos preexistentes de las ciudades, además de que no cuentan con los servicios necesarios de salud, educación, comercio, espacios públicos, transporte y mucho menos con ofertas de trabajo bien remunerado en sus cercanías. Terminan siendo horribles lugares dormitorio, que la gente que las habita, terminan por abandonar. Existen hoy en día miles de viviendas de este tipo desocupadas. Dada su extensión y lejanía, resulta caro dotarles y operar los sistemas de agua potable, drenaje, electricidad y transporte. Terminan representando una contradicción, cuando importantes sectores de las mismas ciudades, con las cuales se relacionan, cuentan con densidades construidas bajas. Es indispensable reorientar el desarrollo de estas ciudades, promoviendo la densificación media razonable de las mismas, dentro de sus áreas ya construidas, aprovechando de mejor manera las infraestructuras instaladas, siendo indispensable a la vez, crear nuevos servicios complementarios y espacios públicos, plazas y lugares verdes, en los que puedan tener presencia, significativos cuerpos de agua, aprovechando la disponibilidad y tratamiento de aguas residuales.

Ciudad de México y Zonas Conurbadas, México

Las calidades habitables de las ciudades, con sus imágenes arquitectónicas resultantes, el manejo razonable de sus densidades construidas y la disponibilidad de espacios públicos, son responsabilidad de todos quienes las habitan. La participación activa, razonada, del conjunto de las sociedades en las ciudades es indispensable. Todos somos corresponsables de lo que resulte en el ámbito vivible de las ciudades: los filósofos, los poetas, los políticos, las amas de casa, los científicos, los taxistas, los carpinteros, los literatos, los cineastas, los maestros, los doctores, etc., e incluyendo desde luego a los urbanistas, arquitectos, paisajistas y diseñadores industriales.

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Sobre la ciudad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s