Sánchez Arquitectos y Asociados 40 años después…

Gustavo López Padilla

Porque cumplir 40 años de arrastrar continuamente el lápiz, es una buena oportunidad para detenerse un momento, mirar hacia atrás, pensar y darse cuenta de los caminos recorridos. Así las cosas, al inicio de los años setenta, en el setenta y tres para ser exactos -después de distintas experiencias previas- se forma Sánchez Arquitectos y Asociados, en la ciudad de México. Eran los años posteriores al sesenta y ocho, en los que el mundo y México de la mano, habían puesto en duda las estructuras sociales, políticas, económicas y culturales, buscando formas de expresión, relaciones y representación, con un espíritu mas humanitario y democrático, valorando nuevamente como centro de atención de todas las cosas, al ser humano, tomando en cuenta aquella simbólica frase de ¨ amor y paz. ¨ Resistiéndose inútilmente a los cambios, las reacciones del gobierno mexicano por mantener el estado de las cosas, se manifestaba de manera autoritaria y violenta.                        

Conjunto La Canoa y Casa La Peña, Valle de Bravo, Edo. de México

Conjunto La Canoa y Casa La Peña, Valle de Bravo, Edo. de México

 En términos de lo que sucedía en arquitectura, el movimiento racionalista, representado internacionalmente por Mies Van Der Rohe,  Walter Gropius, Lecorbusier, Richard Neutra, Marcel Breuer, S.O.M. y Kevin Roche, entre otros, era motivo de fuertes críticas a sus ideas, a sus obras y se comenzaba a dar paso a una visión mas diversa, tolerante e incluyente. En México por esos años,  el racionalismo en la arquitectura mexicana se expresaba todavía como un movimiento fuerte y dominante. Desde sus inicios Sánchez Arquitectos y Asociados (SAYA) formó parte de este movimiento en México, en términos de cómo plantear, resolver y construir los proyectos que les fueron encomendados, que desde luego, en un principio fueron casas habitación, arranque usual de un despacho de arquitectura en este país. En los proyectos iniciales que datan incluso un poco antes de la constitución de SAYA, como la casa Tiro al Pichón, 1971, Cd. de México y los distintos contruïdos en Valle de Bravo como el conjunto La Canoa, 1973, realizado en colaboración con Andrés Casillas y las diferentes casas levantadas en la zona de Valle denominada La Peña, el racionalismo se mezcla con algunas interpretaciones conceptuales, compositivas, formales, cercanas a la arquitectura de Luís Barragán y desde luego tomando en cuenta las atmósferas vivenciales y el uso de algunos materiales tradicionalmente usados dentro de la arquitectura mexicana.

Conjuntos Integración Latinoamerica, Centenario y San Luis Potosi.

Conjuntos Integración Latinoamericana, Centenario y San Luis Potosí.

 Como una variante importante a la experiencia proyectual de SAYA, aparecen las oportunidades de desarrollar conjuntos de vivienda de interés social, alimentando la idea dentro del grupo de diseño, de entender que la arquitectura es antes que nada un compromiso de servicio, que puede estar referido a distintos grupos sociales y que la arquitectura en su individualidad, es sustancial para conformar el espacio colectivo que es la ciudad. Entre los conjuntos de vivienda social desarrollados por aquellos años destacan El Rosario II, 1973, para el Infonavit, Integración Latinoamericana, 1974, para el Fovisste, -en el que participaron Humberto Ricalde y Héctor Meza- uno más del año 1976 desarrollado en la ciudad de Campeche y en 1977  otro realizado en la ciudad de San Luís Potosí, ambos también para el Fovisste. Para  Banobras se desarrolló en el año de 1978 el denominado conjunto Centenario y será hasta 1982 cuando se realice la primera parte del conjunto  Fuentes Brotantes, que constaba de dos secciones. SAYA realizó una de ellas, Teodoro González de León y Francisco Serrano realizaron la otra. En estos proyectos de vivienda la presencia conceptual del racionalismo y en particular las experiencias Lecorbusianas en la materia están presentes. Rigor, claridad conceptual y compositiva, racionalidad constructiva buscando antes que nada la economía, mediante el uso de materiales aparentes y formas geométricas simples, son algunas de las características que identifican estos conjuntos. Se experimentó además con criterios de diversidad y unidad en la variedad, al incorporar distintas tipologías de vivienda dentro de cada conjunto, haciendo convivir diferentes grupos sociales. En estos conjuntos se procuró privilegiar la cantidad y calidad del espacio público en plazas y jardines, que por ejemplo en Integración Latinoamericana llega a contar con el 59.4% del área del terreno, tomando en cuenta las plazas azotea de los estacionamientos estructurados, entendiendo que estos lugares públicos representan y propician la calidad de la vida colectiva. En materia de vivienda de interés social es importante también para SAYA la experiencia de participar en 1982, en el conjunto denominado Santa María Chiconautla, ubicado en Ecatepec, Estado de México, desarrollado para el gobierno de la misma entidad, para su dependencia denominada CRESEM, de tal manera planteado que se trataba de ordenar territorialmente el desarrollo y que las casas fueran levantadas en autoconstrucción, con la participación y organización de las autoridades del Estado, jóvenes ingenieros practicando servicio social y desde luego la propia comunidad de Santa María Chiconautla, realizando jornadas comunitarias de trabajo.

Conjuntos Casa Blanca y Reforma 17

Conjuntos Casa Blanca y Reforma 17

 Al inicio de los años ochenta, la crisis del movimiento moderno, (que ya en el mundo llevaba de menos quince años) se deja sentir notablemente en la arquitectura mexicana y comienzan a aparecer los primeros indicios de la arquitectura posmoderna y otras alternativas de diversidad experimentadas en otros países, principalmente los Estados Unidos y la Europa Central. El estado mexicano muestra síntomas graves de desgaste en el conjunto de sus instituciones y en la economía nacional, situación que se agrava al experimentar la ciudad de México dos graves sismos en 1985, el mayor de poco mas de ocho grados Richter, que puso en aprietos a las instituciones gubernamentales en su auxilio a la tragedia y fue la sociedad civil quién dio muestras de sensibilidad y solidaridad. Sánchez Arquitectos y Asociados participó en los programas de restitución de las viviendas dañadas, en lo que se llamó el Programa de Renovación Habitacional, diseñando algunos de los prototipos de vivienda que se utilizaron para el efecto y planteando además algunos criterios generales que se tomaron en cuenta para la composición de los nuevos conjuntos empleados en la construcción de las nuevas viviendas. Algunos conjuntos en particular como el denominado Casa Blanca, reconocido desde un principio por haber sido motivo de la novela Los hijos de Sánchez, de Oscar Lewis, ubicado en Ave. del Taller y Jarciería 157, en la colonia Morelos  y el ubicado en Paseo de la Reforma 17 fueron representativos de la experiencia de SAYA en este sentido, renovando el compromiso de entender la arquitectura como un compromiso social, de la mano de un racionalismo llevado a sus expresiones mas radicales.

Taller Flora 16, Escuela de Posgrado ITAM Sta. Teresa y Estación de Transferencia Zaragoza

Taller Flora 16, Escuela de Posgrado ITAM Sta. Teresa y Estación de Transferencia Zaragoza

 En 1986 cuando habían sido plenamente aceptadas las posturas de diversidad en la arquitectura internacional y también en la mexicana, que dieron como resultado la multiplicación de las tendencias arquitectónicas como el High tech, el Deconstructivismo y el Minimalismo, valorándose además de nueva cuenta los regionalismos, se diseñaron y construyeron las nuevas oficinas para SAYA, reutilizando una construcción porfiriana de 1905, ubicada en la colonia Roma, en la calle de Flora en el No. 16, que había sido dañada como consecuencia de los sismos mencionados anteriormente. En esta experiencia de diseño y constructiva se plantearon algunos criterios que han acompañado, con sus variantes respectivas, los proyectos del grupo SAYA hasta los días que corren y que tienen que ver con el respeto a las preexistencias construidas, el acercamiento a las tradiciones nacionales en lo que tiene que ver con el manejo de algunos materiales artesanales, la vivencia y organización de proyectos en torno a patios que operan como organizadores de las composiciones, lugares de convivencia, distribuidores de la operación funcional de los proyectos en lo particular, proveedores de luz y ventilación para los conjuntos de los mismos. Esta actitud de consideración de la tradición y lo artesanal se ha enfrentado con lenguajes, materiales y vivencias del espacio  contemporáneas, incorporando elementos tecnológicos, formas, lenguajes y materiales de última generación. Forman parte de lo anterior  proyectos como la Escuela de Posgrado Santa Teresa del ITAM, 1991, la Estación de Transferencia y Paradero Zaragoza, 1991,  la casa estudio Cocó, del año 1992, el taller de proyectos Flora 20 de 1992, el taller de Chihuahua 97 del año 1998 y el Archivo Histórico de la ciudad de Tlaxcala del mismo 1998.

5

Casas Albaricoque, Moras y Las Garzas en San Miguel de Allende, Gto.

Con una postura paralela a la anterior, se desarrollaron desde la segunda mitad de los años ochenta, hasta el inicio del nuevo siglo, un conjunto de proyectos en San Miguel de Allende Guanajuato, que enfrentan tradición y modernidad, reinterpretando contemporáneamente las atmósferas, maneras de vida, uso de materiales y procedimientos constructivos propios de la localidad, combinando lo anterior con interpretaciones y uso de materiales comprometidos con la actualidad. Se hablaría de lo que se puede entender como un Racionalismo Regional. Dentro de lo anterior se ubican proyectos como la Casa del Albaricoque de 1986, la Casa las Moras de 1994 o las Garzas de 2004.

Instituto de Ingeniería en Ciudad Universitaria, Escala Náutica en la Paz, Baja California y EBC Campus León.

Instituto de Ingeniería en Ciudad Universitaria, Escala Náutica en la Paz, Baja California y EBC Campus León.

Como un acercamiento pausado pero continuo, dentro del mismo racionalismo aparecen para el grupo de Sánchez Arquitectos y Asociados, las experiencias mas cercanas a una postura más tecnológica. Dentro de lo que se puede identificar como arquitectura de la ingeniería, en la que se muestran de manera expresiva los materiales aparentes, los componentes estructurales y las instalaciones visibles, destacando los despieces modulares de los materiales, las soluciones de detalle de conexiones y recorridos de cables y tuberías, buscando racionalidad, economía en la construcción y en la operación de los edificios. Al mismo tiempo se incorporaron criterios de sustentabilidad que tienen que ver con el aprovechamiento de la luz natural, la protección regulada de las incidencias solares, la inducción de la ventilación natural cruzada,  la experimentación  de la climatización pasiva, la racionalización en el uso del agua potable, la reutilización del agua de lluvia y las aguas residuales, el uso de la energía solar y los equipos mas rentables en cuanto a rendimiento y costo, en lo que tiene que ver con el suministro de energía,  iluminación y clima artificiales, cuando son necesarios. Sumando además la incorporación de vegetación para oxigenar y calificar amablemente los espacios útiles. Entendiendo la práctica de todo lo anterior como una responsabilidad para con el medio ambiente y la naturaleza. Entre los proyectos cercanos a estos criterios citados destacan el  Instituto de Ingeniería, 2002, para la UNAM, ubicado en la Ciudad Universitaria de la ciudad de México y las distintas sedes de la Escuela Bancaria y Comercial como Hamburgo y Dinamarca, 2003, ciudad de México, Tlalnepantla, estado de México, 2004, Toluca, estado de México, 2006, Querétaro, Qro,  2008 y León en Guanajuato, 2011. Forma parte de este grupo también la llamada Escala Naútica, 2006, desarrollada para Fonatur con la finalidad de dar servicio a las embarcaciones turísticas privadas que recorren el Pacífico y el Mar de Cortés, en las inmediaciones de la Península de Baja California.

Casa en Telaviv Israel, en Colera España y Mueso de las Culturas en China.

Casa en Tel Aviv Israel, en Colera España y Museo de las Culturas en China.

Otra afluente de experiencia que ha alimentado el haber profesional del grupo han sido las oportunidades de realizar proyectos en el extranjero, siguiendo los criterios conceptuales de realización de proyectos que los han caracterizado, pero desde luego tomando en cuenta las particularidades de cada oportunidad en lo que tiene que ver con su programa, condiciones de localidad cultural y geográfica. Obras como la Casa Tel Aviv, realizada en la ciudad del mismo nombre en el año 2000, la Casa Cólera, ubicada en la Costa Brava de España, del año 2002 y el Museo de las Culturas ALA-ER, ubicado en Xinjiang, China del año 2004.

Conjuntos Citaltépetl 27 Hipódromo, Edgar Allan Poe Polanco y Protasio Tagle San Miguel Chapultepec.

Conjuntos Citaltépetl 27 Hipódromo, Edgar Allan Poe 93  Polanco y Protasio Tagle 38 San Miguel Chapultepec.

 Desde los inicios de la década de los años noventa, en pleno auge de las ideas del liberalismo económico, diversidad, globalización, flujos inmediatos de información, presencia cada vez mayor de la tecnología tanto en la producción de proyectos, como en la construcción de los mismos, se han desarrollado adicionalmente un conjunto de proyectos inmobiliarios, sobre todo en las colonias Hipódromo Condesa, Roma y Polanco, pensando en ideas de  renovación del tejido urbano, en el sentido de que la calidad habitable de la ciudad se constituye con la suma de las acciones particulares y en la visión claramente cosmopolita de la mezcla de usos del suelo y densidades construidas que caracterizan a las ciudades modernas. Dentro de lo anterior destacan los proyectos de Ámsterdam 120 de 1992, Citlaltépetl 27 de 1999, Tabasco 93 de 2003, Edgar Allan Poe 219 de 2003,  Lafontaine 19 de 2003, Protasio Tagle 38 de 2004 y Ámsterdam 97 de 2009. El conjunto de estos proyectos forma parte también de la práctica de un racionalismo de formas geométricas simples, regulares, buscando claridad en las composiciones y utilizando materiales constructivos contemporáneos, industrializados,  buscando su eficiencia y bajo costo.

Escuela IPPLIAP, Ciudad de México y Conjuntos Rincón de Santa María  y Senderos ambos en San Miguel de Allende

Escuela IPPLIAP, Ciudad de México y Conjuntos Rincón de Santa María y Senderos ambos en San Miguel de Allende

 En los últimos años se han incorporado al grupo, (además de las ideas anteriores  como las preocupaciones de carácter ambiental) la experimentación con algunos otros elementos de lenguaje, un tanto más libres, la utilización de materiales reciclables, la experimentación de mayores transparencias, desviajes, planos inclinados y algunas formas de mesurada complejidad, con la idea de direccionar recorridos y enriquecer las vivencias de los espacios que constituyen las obras. Lo anterior incorporado a proyectos de distinto compromiso social, pero reiterando que la arquitectura es un servicio, que tiene como centro fundamental al ser humano, sus necesidades habitables, sus sueños y aspiraciones, tomando en cuenta el sitio donde se ubican las obras, el compromiso de hacer ciudad realizando arquitectura, valorando nuestra cultura en lo particular, pero asumiendo también el compromiso de que formamos parte de la cultura universal en la que fluyen las ideas, el conocimiento y las distintas experiencias de vida, de manera constante y cambiante. Entre las experiencias recientes destacan el conjunto Rincón de Santa María, 2010, en San Miguel Allende, Guanajuato, el Conjunto Senderos, 2013, en la ciudad del mismo nombre, el Conjunto Habitacional Sara, desarrollado para el INVI, 2011, en la ciudad de México, la escuela denominada IPPLIAP para niños y adolescentes con problemas de audición y lenguaje, ubicada en la ciudad de México, del año 2012 y el nuevo campus que se construye actualmente para la EBC, en la ciudad de San Luís Potosí. Ahí están las obras, ahí sus resultados, celebramos cuarenta años evaluando la experiencia acumulada,  pensando además que la siguiente oportunidad puede ser siempre la mejor.

Conjunto Habitacional Sara ciudad de México y EBC Campus San Luis Potosí

Conjunto Habitacional Sara Ciudad de México y EBC Campus San Luis Potosí

Actualmente conforman Sánchez Arquitectos y Asociados Luís Sánchez Renero, Félix Sánchez Aguilar, Gustavo López Padilla y Fernando Mota Fernández. Colaboraron en sociedad, en distintos tiempos Alberto Robledo Landero, Álvaro Díaz Escobedo y Raúl González Martínez. Un nutrido grupo de jóvenes colaboran actualmente con el grupo en el desarrollo de los proyectos como Citlali Ovando González, Rosa Angélica Becerra Bravo, Alfredo Hernández Buendía, Graciela Díaz del Barrio, Ricardo Soriano Sánchez y José Joel  Damián Villa.  Otros más, que se pueden contar en varios cientos, colaboraron con anterioridad,  con el espíritu de entender la importancia del trabajo en equipo, la suma de  diferentes visiones, habilidades e intereses en la vida y el diseño, ayudando a consolidar y enriquecer la oportunidad de hacer arquitectura. En una escala mesurada se ha hecho escuela en el taller de SAYA y el tiempo al final del camino hará su trabajo en la valoración de esta experiencia.

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Arquitectura Mexicana y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s