Caminar la ciudad de Boston

Gustavo López Padilla

Para los arquitectos, visitar ciudades es una de las experiencias mas importantes, necesarias, interesantes y enriquecedoras, asumiendo de inicio, que no existe mejor escuela de arquitectura que las calles. Múltiples experiencias comprueban lo anterior. Para conocer las ciudades es necesario recorrerlas a pie, lentamente, con actitud atenta, poniendo en alerta todos los sentidos, comenzando por la mirada y siguiendo con los demás: el olfato, el oído, el gusto y el tacto, sensibilizando el espíritu y guardando en la memoria cada experiencia vivida. ¨La autenticidad de la experiencia arquitectónica (y urbana, podríamos agregar) se basa en el lenguaje técnico de la construcción y en la integridad de construir para los sentidos¨ (1) comenta Juhani Pallasmaa en su libro ¨los ojos de la piel¨ quién agrega además: ¨La piel lee la textura, el peso, la densidad y la temperatura de la materia¨ (2)  y dice también: Todos los sentidos, incluido la vista, pueden considerarse como extensiones del sentido del tacto, como especializaciones de la piel¨ (3).  Como consecuencia del azar, al caminar las ciudades se va encontrando  con sorpresas, a las que se suman las imágenes que forman parte de la historia documentada y así comienza la reflexión, el choque de ideas y el estudio comparado entre la ciudad que se visita y las otras que se conocen previamente, incluyendo las ciudades de donde se es originario.

boston

Boston una de las ciudades más tradicionales y antiguas de los Estados Unidos, se ubica al noreste de su territorio, formando parte de la costa atlántica. Fundada el 17 de septiembre de 1630 fue reconocida oficialmente como ciudad en 1822. Cuenta con un territorio de 232.14 km2 y una población de casi 700,000 habitantes, sin considerar la conurbación con las ciudades colindantes. Colonizada originalmente por ingleses e irlandeses, es reconocida por sus actividades comerciales, financieras, culturales y de desarrollo tecnológico. El tejido urbano de Boston, respondiendo a un criterio orgánico que se reconoce como plato roto, se ordena en gran medida en relación a importantes espacios verdes como el Boston Common y el Boston Public Garden, ubicados en el corazón de la zona mas tradicional de la ciudad, así como el Columbus Park situado en la zona portuaria. El conjunto de los espacios verdes, públicos de Boston, forman parte de un sistema paisajístico propuesto por Frederick Law Olmsted, desde finales del siglo XIX, representando en la materia una de las mas importantes propuestas dentro de los Estados Unidos. En términos generales la ciudad, desde el punto de vista de su atmósfera e imagen urbanas, representa una reinterpretación de las tradicionales ciudades  inglesas posteriores a la Revolución industrial, al mismo tiempo que aparecen salpicadas imágenes que corresponden con la visión moderna, cosmopolita de las ciudades de los Estados Unidos, referidas a los criterios de la Escuela de Chicago y el Movimiento Moderno Racionalista. Coexisten imágenes de arquitectura que tienen que ver con distintas referencias históricas, mezcladas con obras comprometidas con la modernidad, basadas en la ideas de progreso, eficiencia y productividad. Tales son los casos de las áreas conocidas como Government Center, el Finacial District o la arquitectura desarrollada en la zona portuaria.

1boston

Hacía el oeste de la ciudad, colindando al norte con el parque Boston Common y  el Río Charles, se ubica la zona conocida como Beacon Hill, una de las más tradicionales y elegantes de la ciudad, en la cual la arquitectura repite los modelos de vivienda europeos realizados en tabique, con cubiertas inclinadas, edificaciones entre 3 y 4 niveles, en ocasiones mas sótano, en las que predomina el macizo con ventanas regulares, escaleras de acceso o a veces algunos pórticos. También se pueden ver las tradicionales ventanas semicurvas que extienden los interiores hacia las calles, para aprovechar mejor las vistas y la perspectiva hacia estas últimas. Se trata casi de un solo criterio de diseño de unidades habitables que se repite constantemente, con la idea de crear unidad en la variedad. Pequeñas alteraciones a la idea original, le dan personalidad particular a las viviendas. La zona en general se percibe amable, ordenada, arbolada, en ocasiones con profusa vegetación en las ventanas y cuenta con pequeñas calles secundarias, posteriores, entre dos bloques de vivienda, donde se alojan los automóviles y las zonas de servicio. Predomina aquí el uso de vivienda y solo mezclas de usos del suelo se ubican en algunas calles mas importantes de la zona como la calle Charles, en la que es posible ver comercios y sobre todo restaurantes. Con un criterio semejante, muy cerca de la zona anterior, colindando con el Río Charles y dando frente a la zona universitaria de Cambrige, pero con edificaciones ligeramente mas altas, la zona denominada Back Bay, repite los criterios anteriores. Esta última se ordena a partir de una amplia avenida arbolada, denominada Commonwealth, dándole mayor presencia y dignidad urbana. Se aprecia en estas áreas urbanas  el cuidado y aprecio por la ciudad, en lo que tiene que ver con los detalles de sus calles, áreas verdes y el respeto por una imagen que es referente de una buena calidad de vida. Con un criterio más popular, pero como una variante de lo anterior, la denominada North End, colindante con la actividad portuaria, muestra construcciones semejantes, pero en las cuales predomina el comercio en planta baja, de un nivel económico diferente, lo que se manifiesta en el cuidado y mantenimiento de las construcciones, que en ocasiones deja ver un cierto deterioro. No obstante en la zona existe una intensa y variada vida urbana. En Boston las actividades portuarias son intensas y van desde las que son naturales a cualquier puerto, como zonas de atraque de barcos y veleros, bodegas y actividades industriales, pero  incluyendo también otros usos, que tienen que ver con comercios, vivienda, hoteles y oficinas.

2boston

Los espacios públicos en  Boston, son una condición urbana que le confieren a la ciudad su notable calidad de vida y van desde importantes espacios verdes, en los cuales se incorporan cuerpos de agua, sumándose otros espacios que tienen que ver con la vida relacionada con los ríos y el mar, con sus características particulares, pasando por rincones, plazas públicas y contando además con algunas calles peatonales. Son característicos entre los espacios verdes algunos cementerios, ubicados en el corazón de la ciudad, en los cuales están enterrados personajes significativos de la historia de los Estados Unidos, que son visitados con frecuencia por  turistas y sobre todo por grupos de estudiantes infantiles y jóvenes de la ciudad. Predomina en estos cementerios el criterio de zonas verdes, con las tradicionales discretas lápidas, características de la cultura local. Aquí y en otros lugares públicos se promueve el arraigo a las tradiciones y a la cultura que tiene que ver con los orígenes de los Estados Unidos. Es relevante el conjunto de estos espacios públicos de la ciudad, en los cuales se puede ver gente caminando, corriendo, comiendo, charlando o simplemente disfrutando del lugar.

3boston

Existe dentro de los espacios públicos y en lo que tiene que ver con la infraestructura fundamental de la ciudad, una obra significativa, relativamente reciente, que tiene que ver con la transformación de la avenida interestatal 93, que cruza la ciudad de norte a sur, entre el distrito financiero y la zona portuaria, en la cual en los años cincuenta, para tratar de resolver el problema del aforo vehicular se había construido un segundo piso. Al inicio del los años ochenta del siglo pasado, las previsiones del aforo vehicular en la arteria mencionada, habían sido rebasadas por mucho y amenazaban con colapsar esa parte importante de la ciudad. En una decisión sin precedentes, el gobierno y la sociedad bostoniana, decidieron derrumbar el segundo piso vehicular de la interestatal 93, que contaminaba el aire con el flujo constante de automóviles, a lo que se sumaba el ruido de los mismos y la deteriorada calidad visual, urbana, a lo largo de toda la arteria, para construir entre 1990 y el 2004, en su lugar, un túnel subterráneo, aumentando la capacidad de aforo vehicular, ordenando la infraestructura de agua potable, drenaje, energía eléctrica y comunicaciones que viajaban por el lugar e implementando en la superficie del túnel, -relacionando unas vialidades secundarias con las plantas bajas de los edificios colindantes- un gran parque lineal, que se ha convertido en un  decisivo detonador del desarrollo urbano sustentable en esa zona de la ciudad de Boston. A la importancia de la aparición de nuevas áreas verdes en la superficie, se suma la condición de que los aires contaminados del interior del túnel, producto del flujo de los automóviles, se van recogiendo a lo largo del mismo y antes de ser expulsados a la atmósfera, se hacen pasar por unos filtros, que hacen que el aire extraído del túnel,  cuente con una calidad ambiental mas satisfactoria. Desde luego el nivel de ruido en la zona ha mejorado, los espacios verdes la han transformado radicalmente y ahora recorrerla es una amable experiencia.

vista boston

Esta obra llamada Big Dig, al final de cuentas, representa un gran acuerdo social, político y económico entre la sociedad bostoniana y su gobierno, pensando antes que nada en el bienestar colectivo. Además significa un  logro en materia de las distintas ingenierías y lo que tiene que ver con criterios ambientales y paisajísticos. Las mejoras de la ciudad en cuanto a su calidad de vida e imagen urbana son notables. De ser para los años cincuenta, sesenta, setenta y principios de los ochenta una zona agresiva, de conflicto y de deterioro urbano, se ha convertido en un área de oportunidades de negocios, que se manifiesta en mejor nivel de vida, en la variedad de usos del suelo imperantes a lo largo de la nueva arteria, en  mejoras ambientales, en el aumento considerable de áreas verdes,  espacios públicos y desde luego significa renovación en cuanto calidad de las nuevas construcciones.  Esta obra del Big Dig confirma la idea optimista de desarrollo urbano, en el sentido de que las ciudades se hacen y rehacen en el tiempo. De que es posible reorientar los desarrollos urbanos que alguna vez se consideraron eficientes y al paso del tiempo demostraron ser obsoletos. Visitar la ciudad de Boston es una experiencia interesante, aleccionadora y sobre todo si se realiza desde la óptica de la valoración del desarrollo moderno, equilibrado, sustentable, de la arquitectura y las ciudades. Se trata de una ciudad amable, de escala manejable, que se puede caminar y disfrutar, que ofrece un repertorio amplio de imágenes urbanas, arquitectónicas y artísticas atractivas. Hay que asumir el caminar la ciudad de Boston,  como una experiencia cultural urbana que debe ser valorada, reconociendo sus aciertos y errores, que puede ser reinterpretada, ajustándose a otras realidades económicas, políticas, sociales, tecnológicas, espaciales y culturales.

4boston

Notas:

Los ojos de la piel.

Juhani Pallasmaa

Editorial Gustavo Gili 2010.

(1)   Pág. 66

(2)   Pág. 58

(3)   Pág. 43

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Sobre la ciudad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s