Espacios públicos y centros comerciales

Gustavo López Padilla

Entre los atractivos de las ciudades se cuentan las diversidades y calidades vivenciales que tienen que ver con sus espacios públicos, ya sean estos calles, plazas o lugares jardinados, en los cuales la gente transita, se encuentra con sus semejantes o realiza distintas actividades colectivas. Si bien estos espacios urbanos se definen en buena medida por las volumetrías de la arquitectura construida, es precisamente en el ámbito de los lugares abiertos donde la riqueza de la vida en común, permite y posibilita libremente la mayor convivencia de distintos grupos sociales, de diferentes estratos socioeconómicos y expresiones culturales, alentando el intercambio de las experiencias de la vida, que al final del camino nos identifican como grupos en lo particular y de este intercambio se genera la riqueza y evolución social  en todos los sentidos. La naturaleza dinámica y cambiante de las ciudades nos permiten identificar de alguna manera su evolución y desarrollo, a partir justamente de los distintos espacios abiertos que se relacionan con un tiempo determinado de la historia social de las ciudades.  Las ciudades son varias ciudades que conviven al mismo tiempo, en un lugar determinado, representando la riqueza histórica de las mismas.

Plaza Santo Domingo, Plaza de la República

Plaza Santo Domingo, Plaza de la República

La ciudad de México cuenta con una gran variedad de espacios públicos que nos remiten a nuestra riqueza cultural, que incluye expresiones de la época prehispánica, pasando por la virreinal e incorporando además las distintas etapas del México moderno, desde la Independencia Nacional, pasando por el México Revolucionario, hasta nuestros días del presente siglo XXI. Para el adecuado y vivible funcionamiento de las ciudades, se requiere de un equilibrio razonado entre el número de sus pobladores, la masa de la arquitectura construida y la disponibilidad de espacios públicos fundamentalmente abiertos, al aire libre y democráticos. Cuando no se disponen de espacios suficientes de esta naturaleza, se generan conductas sociales negativas, que entre otras cosas se manifiestan en actitudes agresivas, que pueden llegar a ser destructivas. Es un hecho que en la ciudad de México a lo largo de las últimas tres o cuatro décadas, la disponibilidad de espacios públicos, libres y abiertos, ya no es suficiente y como sociedad, incluyendo a nuestros gobernantes, no hemos atendido con responsabilidad este problema, ya que hemos permitido el crecimiento poblacional, sobre todo el incremento de la mancha urbana construida, sin contar con espacios públicos de calidad y suficientes, que nos permitan garantizar una sana convivencia colectiva y que puedan representar los valores de la vida y culturales de nuestras sociedades recientes.

Plaza Carso, Plaza Tepeyac

Plaza Carso, Plaza Tepeyac

 Como resultado de una la falta de planeación urbana razonable, que implique una visión de compromiso con el bienestar social, con intensión de lograr una ciudad mas habitable, como consecuencia de la corrupción en el desarrollo de extensos territorios de la ciudad, con un espíritu expansionista y depredatorio,  a lo que se suman una política neoliberal y su consecuente economía de consumo, que privilegia en los desarrolladores urbanos la simple idea de avaricia y ganancias rápidas, en nuestras ciudades y sobretodo en la ciudad de México, hemos distorsionado nuestras tradicionales actividades y lugares de convivencia común, limitando en buena medida las actividades colectivas que se desarrollan en parques y plazas, cambiándolas por aquellas que se desenvuelven en los centros comerciales. Esto no quiere decir que no existan espacios públicos, aunque ya no suficientes y que la gente no los visite y aproveche, pero la realidad es que han proliferado las plazas comerciales y frecuentemente se inaugura una nueva y en sentido contrario, espacios públicos, al aire libre, se han construido nuevos muy pocos  recientemente. Como consecuencia de la aparición de las plazas comerciales se han presentado alteraciones importantes en sus entornos próximos, que tienen que ver con un aumento descontrolado de los aforos vehiculares, afectando la fluidez del tránsito de automóviles en sus alrededores y por otro lado impactando en cambios brutales de uso del suelo en las propiedades próximas a los establecimientos comerciales. Prueba de ello son por ejemplo, el impacto que ha tenido la Plaza Tepeyac, en la colonia Guadalupe Tepeyac, que ha significado para la zona, deterioro urbano en lugar de desarrollo. Otro ejemplo  es el impacto que ha tenido la llamada Plaza Oasis, de relativamente reciente inauguración en los alrededores de la intersección entre Ave. Universidad y Miguel Ángel de Quevedo o que decir el fuerte impacto urbano de Plaza Carso, en las colonias Irrigación y Granada.

Próxima plaza en Alfonso Caso y Revolución, Plaza Oasis

Próxima plaza en Alfonso Caso y Revolución, Plaza Oasis

En otro sentido vale la pena comentar que se han realizado restauraciones importantes de algunos espacios públicos preexistentes, como la misma Alameda Central, La Plaza de la República o el Paseo de la Reforma y entre los de nueva creación se puede mencionar el Parque Bicentenario, ubicado en la antigua refinería de petróleo 18 de marzo, ubicada en la Delegación Atzcapotzalco. Pero la realidad es que estos esfuerzos son insuficientes, dada la población y extensión territorial de la ciudad actualmente.

Parque Tezozómoc, Parque Bicentenario

Parque Tezozómoc, Parque Bicentenario

Partiendo de la idea muy sabida y comentada, en la que todo mundo está de acuerdo, de que las ciudades se hacen y rehacen en el tiempo, entendemos que se deben impulsar criterios urbanos de redensificación de importantes zonas al interior de la ciudad, tratando de evitar mayores crecimientos horizontales e incluso, porque no, pensando que se debían derribar zonas construidas en la periferia de la ciudad, que han terminado por mostrar muy baja calidad urbana, restituyendo su condición natural verde; las nuevas zonas urbanas con actualizaciones densificatorias,  debían proponer además la creación de nuevos espacios abiertos, al aire libre, insistiendo que deben ser públicos, democráticos, en donde la gente simplemente pueda estar, leer, oír música, descansar, encontrarse, platicar, hacer deporte o simplemente caminar, correr o jugar. Y estos lugares pueden ser plazas o jardines semejantes al Parque Tezozómoc, ubicado en la Delegación Atzcapotzalco, que dispone de espacios verdes, deportivos, otros destinados a actividades culturales, pero que cuenta además con un importante cuerpo de agua, alimentado con aguas residuales tratadas, tomadas de las periferias construidas, lo que contribuye además a restituir en alguna medida la condición hidráulica de lo que fuera nuestra ciudad en sus orígenes, mejorando además las calidades ambientales del conjunto de nuestra urbe. Se debe pretender  lograr los equilibrios necesarios,  acercándose a los estándares internacionales, en el sentido de que la ciudad debía contar con al menos entre doce y quince metros cuadrados de espacio verde por habitante, dejando atrás los escasos cinco metros con los que cuenta actualmente. Si la ciudad de México contara con al menos diez o doce espacios como el Parque Tezozómoc, otro sería el rostro de la ciudad y se mejoraría sustancialmente su calidad habitable, contribuyendo además a propiciar mejores conductas sociales de convivencia. Las ciudades son expresiones y responsabilidades colectivas, de todos depende la calidad habitable de los ámbitos arquitectónicos construidos y como consecuencia de ello los espacios públicos urbanos.  Vale la pena pensar en mas y mejores espacios públicos abiertos y regular de mejor manera la operación y proliferación de las plazas comerciales.

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Sobre la ciudad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s