Arquitectura para la educación EBC Campus Mérida

Gustavo López Padilla

En lo que va del presente siglo, ha habido una rotunda transformación de las metodologías y dinámicas de la enseñanza que se imparte en las escuelas, incluyendo todos los niveles educativos, debido sobre todo al impulso de lo que tiene que ver con los diversos medios de comunicación, a partir de los cuales se puede uno acercar con facilidad al conocimiento, incluyendo en esto desde luego a la televisión, la radio, pero sobretodo debido a la  presencia en casi todos los ámbitos sociales del internet y las redes sociales. La cantidad de información disponible es diversa y abrumadora, siendo uno de los problemas educativos fundamentales, el desarrollar la capacidad necesaria para ordenarla, valorarla y seleccionar lo verdaderamente importante. La prensa escrita y los libros han cedido dentro de la enseñanza su lugar  de privilegio, aunque siguen siendo importantes y lo serán todavía en el futuro. Lo anterior ha influido en el diseño y construcción de la arquitectura educativa, en lo que tiene que ver con el orden, calidad, cantidad y funcionalidad de los espacios que la constituyen.

preexistencia

La Escuela Bancaria y Comercial ha sido sensible a esta realidad y los diferentes campus que la constituyen se han ajustado y diseñado, tomando en cuenta lo comentado líneas arriba. En la segunda mitad del pasado 2016 se inauguró el Campus Mérida, proyecto diseñado por Gustavo López padilla, Joel Damián Villa, Alfredo Hernández Buendía y Graciela Díaz del Barrio, quienes forman parte de la firma SAYA + Arquitectos. En esta oportunidad hubieron algunas circunstancias diferentes a los otros campus diseñados para la misma institución, por la misma firma de arquitectos, debido a la preexistencia en el lugar. de una construcción que había sido destinada años atrás  también para fines educativos, induciendo de manera determinante el planteamiento general del proyecto, ya que se pretendía, de origen, aprovechar en la medida de lo posible las preexistencias construidas. Otra consideración sustancial para el diseño, tiene que ver con las condiciones del clima, que para la ciudad de Mérida, ubicada en la Península de Yucatán, en el Caribe Mexicano, son calurosas, con significativos índices de humedad. Como parte de las preexistencias, en un terreno alargado, se contaba al frente con una zona amplia de estacionamiento, descubierta, sin vegetación alguna y una construcción al fondo distribuida en forma de L, contando con un patio al que de manera inexplicable se le daba la espalda en la zona construida, saliendo a él solo a través de limitadas aberturas.

planoAsí las cosas y habiendo diseñado los autores previamente para la EBC los campus de posgrado Hamburgo y Dinamarca, en la ciudad de México y los de Tlalnepantla en el estado de México, Toluca también en el Estado de México, Querétaro, León y San Luís Potosí, otro de los retos importantes era diseñar una escuela que siguiera los lineamientos básicos de las otras escuelas, de tal manera que hubiera continuidad e identificación institucional entre el conjunto de las edificaciones, pero que esta en particular contara con una presencia que significara al mismo tiempo su individualidad. De inicio fueron fundamentales para el diseño dos decisiones básicas,  acordadas entre los representantes de las EBC y los diseñadores, que fueron el que la plancha original del estacionamiento fuera convertida en un importante jardín, abierto a la calle, hacia la ciudad, que se convirtiera en presencia sustancial de la escuela y que en el patio interior, se voltearan las preexistencias construidas, de tal manera que este lugar se convirtiera en el corazón interior, dando sentido a la vida comunitaria de la misma. Se consolidó el esquema en L del conjunto y previo un estudio del comportamiento de la vida estudiantil en las escuelas de la EBC, elaborado por la propia institución educativa, se acordó también la ubicación de dos elementos fundamentales del programa, que fueron el centro de aprendizaje, constituido por la biblioteca y el centro de cómputo y la cafetería, dos zonas en las cuales los alumnos pasan una buena parte de su tiempo estudiantil, mas allá del tiempo dedicado al aprendizaje en las aulas. La cafetería se ubicó al frente de la zona construida, colindando con el importante jardín que da a la calle, mostrando a la ciudad la dinámica, diversidad y presencia de la vida estudiantil. A diferencia de las otras escuelas diseñadas previamente, la de Mérida, no cuenta con una reja o limitación entre la escuela y la calle, fortaleciendo con ello los lazos de comunidad con los vecinos y la ciudad. El centro de aprendizaje se ubicó en el otro extremo, al fondo del conjunto construido, dando vida entre dos jardines, uno mas importante, centralizado, a la actividad estudiantil al aire libre. Los salones se despliegan de manera ordenada, dando frente al jardín interior principal, en los cuales, en continuidad formal con las otras escuelas de la propia EBC se cuenta con muros de block de cristal, que permiten iluminación natural a los salones, limitando ruidos y algo de transmisión de calor. El estacionamiento necesario para el funcionamiento de la escuela, esta resuelto en un predio próximo a la edificación educativa.

2

Formas geométricas simples, regulares, ordenadas, incorporando contrastes expresivos, juegos dinámicos de claroscuros, utilización de materiales naturales, aparentes, de bajo mantenimiento, así como instalaciones claramente funcionales, algunas también aparentes en sus recorridos, con bajos costos de operación en la medida de lo posible, muestran una propuesta de diseño racionalista,  a la que se incorporan criterios de sustentabilidad, como el aprovechamiento preferente de la luz natural, sistemas ahorradores en lo que tiene que ver con la utilización de equipos y luminarias para garantizar la luz artificial necesaria, protecciones solares en las fachadas, a veces verticales y otras mas horizontales para limitar la incidencia directa del sol, sus ganancias de calor y el consumo de energía en lo que tiene que ver con el aire acondicionado, sumando a lo anterior inducciones de ventilaciones cruzadas, aprovechamiento del agua de lluvia, racionalización en el uso del agua potable, reciclamiento de las aguas residuales y la incorporación de vegetación que ayuda física y psicológicamente al confort del lugar.  En este sentido, el jardín frontal esta resuelto paisajísticamente con plantas de henequén, naturales de la zona geográfica, en conjunto con importantes espejos de agua. El respeto y armonía con el medio ambiente y la ciudad son compromisos y ejemplos educativos que la EBC ha entendido y practicado con eficiencia. La atmósfera vivencial de los distintos lugares que constituyen la escuela es funcional, eficiente, confortable, amable y divertida, muy en el espíritu de los jóvenes, incorporando entre componentes arquitectónicos y mobiliario algunos elementos de color, aunque predomina el uso del blanco y el concreto aparente, buscando con ello la idea de frescura.

3

Es indudable que la calidad, funcionalidad y confort de los espacios educativos pueden alentar conductas positivas, un mejor aprendizaje y propiciar además una rica y variada socialización entre los estudiantes, profesores y personal administrativo, generando sentidos de pertenencia y de grupo, que contribuyen a un mejor desempeño profesional. Al final de cuentas,  se trata de entender  y aprovechar lo aprendido como una herramienta que genera la posibilidad de ofrecer un servicio a la sociedad a la que se pertenece. El objetivo de directivos y educadores, va mas allá de comunicar conocimientos técnicos, científicos y prácticos, se trata sobre todo de aprender a pensar e imaginar, sin olvidar que hay que tener presente el universo de los valores, lo que tiene que ver entonces con la filosofía y la sociología, destacando las ideas de lo que deben ser el hombre, la amistad, la familia, la diversidad, el respeto, la honestidad y el compromiso para con los otros. Ideas estas últimas, todas, tan viejas y conocidas desde hace mucho tiempo, pero tan  poco valoradas y presentes en nuestros tiempos actuales.

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Arquitectura Mexicana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Arquitectura para la educación EBC Campus Mérida

  1. María Patricia Martínez Delgadillo dijo:

    Arquitecto Gustavo López Padilla, mi respeto y felicitación por su trabajo arquitectónico y también educativo a través de estas publicaciones de tanto interés. Pronto tendré la oportunidad de visitar
    la hermosa Ciudad de Mérida, y buscare disfrutar del recorrido posible en estos espacios arquitectónicos. María Patricia Martínez Delgadillo.

    • Estimada María Patricia Martínez:

      Me da mucho gusto saber de usted y aprecio sus comentarios. Que bueno que tenga la oportunidad de disfrutar de la bella Mérida. Cuando regrese sería bueno saber de sus valoraciones de la visita. Entretanto le mando un afectuoso saludo y aunque sea un poco tarde le deseo lo mejor de lo mejor para este ya 2017. Gustavo López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s