Ciudad, arquitectura y desarrollo de la ciencia

Gustavo López Padilla

Con la Revolución Industrial, que surge en Europa en la mitad del siglo XVIII y se consolida en el XIX, el desarrollo de las ciudades y sus arquitecturas, cambiaron de rumbo y con ello se inició lo que conocemos genéricamente como modernidad. Influirán de manera decisiva en lo anterior, la filosofía protestante surgida desde el Renacimiento, la Ilustración de mediados del siglo XVIII  y mas adelante el pensamiento positivista del siglo XIX. En paralelo y como consecuencia de lo anterior hay un importante crecimiento de la economía, que recibe un impulso determinante a partir del desarrollo de la ciencia, que tuvo que ver con diversos campos de investigación como la física, la química, la astronomía y las matemáticas entre otros, reflejándose directamente en lo que tiene que ver con el desarrollo de las ciudades y sus arquitecturas. Las ciudades comenzaron a perfilar sus crecimientos, ordenamientos poblacionales y territoriales, a partir del nacimiento de nuevas zonas urbano industriales y en arquitectura, aparecerán nuevas tipologías de edificios que tienen que ver precisamente con fábricas, conjuntos de viviendas para obreros, almacenes, espacios para exposiciones, ventas de productos, estaciones de trenes, mas lugares para llevar a cabo la administración que resulta de este crecimiento económico. Aparecerán con ello nuevas alternativas de materiales y procedimientos constructivos, que quedan bien representados en obras como el Palacio de Cristal, construido en Londres por Joseph Paxton  en el año 1851 o por las diversas estaciones de trenes, en diferentes ciudades europeas.

https://i2.wp.com/media-2.web.britannica.com/eb-media/52/12552-004-DAD4D003.jpg

Palacio de Cristal de  Joseph Paxton

En estas obras se experimenta con  principios proyectuales como planta libre, flexible, reconfigurable, definida y delimitada por una estructura puntual a base de columnas metálicas y una piel de cristal, lo que se denominó como el criterio de piel y huesos, determinando así una nueva relación entre los espacios interiores y los exteriores. Lo anterior fue posible gracias a la producción industrial de los componentes estructurales y de fachada de esta arquitectura, aplicando principios de repetición, modulación y estandarización. Aparecen también ideas como transparencia, ligereza y el aprovechamiento de la luz natural.  Principios todos que aún hoy en día, acompañan una buena parte de la arquitectura que diseñamos y construimos. Es un hecho que en todas las épocas de la historia, el planteamiento y desarrollo de las ciudades y sus arquitecturas, estuvieron relacionadas con el momento particular del estado que guardaba la ciencia, pero a partir justamente  de la Revolución Industrial, las repercusiones se han manifestado con mayor intensidad, dada la variedad y velocidad con que se ha desarrollado la ciencia y sus aplicaciones urbanas y arquitectónicas. A lo largo del siglo XX y sobretodo en su segunda mitad, el desarrollo de la ciencia fue vertiginoso y hemos asistido a una transformación radical en lo que tiene que ver con la conceptualización y desarrollo, primero de proyectos y luego lo que tiene que ver con su ejecución, tanto en lo relacionado a las ciudades, como a las particularidades de las muchas maneras de entender y ejercer la arquitectura que se practican hoy en día.

Estación de trenes en Londres

Desde los finales del siglo XX, pero sobre todo en los inicios del siglo XXI, nos enfrentamos a una visión distinta, de todo aquello que hubiéramos entendido y practicado en los siglos precedentes. Cambios que tienen que ver con una manera diferente de entender la economía, la política, la sociología, la filosofía, la cultura en general y en donde la ciencia ha jugado y juega un papel preponderante. Hablamos de las repercusiones de lo que tiene que ver con lo que llamamos la nanotecnología, la infotecnología, la biotecnología, la Inteligencia Artificial y las consideraciones inminentes de carácter ambiental que repercuten en el conjunto del planeta.  Las ciudades y sus arquitecturas han comenzado a cambiar radicalmente de la mano de las consideraciones anteriores. La nanotecnología explorando y experimentando con el mundo de lo pequeño, lo diminuto, potenciando por mucho las capacidades de los materiales, descubriendo otras capacidades y nuevas posibilidades de uso y aplicación. A lo anterior se suma la aparición y descubrimiento de nuevos materiales o aleaciones de los existentes, que han abierto distintas y deslumbrantes  aplicaciones, en muy diversos campos como las comunicaciones y el diseño de objetos que se han mimetizado rápidamente con la vida cotidiana. En arquitectura por ejemplo, disponemos de nuevas calidades de concreto, con distintas, mas altas resistencias y que se pueden usar bajo diferentes condiciones que antes parecían imposibles. Las secciones de los componentes estructurales se han reducido notablemente y se han vuelto mas ligeras, moldeables y manejables. Otro tanto en el mismo sentido sucede con los metales, los cristales, las cerámicas y los plásticos, por mencionar tan solo algunos de los materiales más comunes. Por ejemplo, hoy podemos construir edificios hechos mayoritariamente con cristales, que cuentan con nuevas resistencias y que pueden adaptarse a condiciones climáticas, térmicas, lumínicas, de privacidad habitable, con calidades de presencia y texturas muy atractivas.

Tienda Apple en Nueva York

La infotecnología influida desde luego por la nanotecnología ha abierto posibilidades sorprendentes en las comunicaciones, en los flujos y posibilidades de uso de la  información, en donde las computadores y los teléfonos llamados inteligentes juegan un papel destacado. Las aplicaciones son muy diversas en muchos campos, pero limitándonos solo a los que tienen que ver con las ciudades y sus arquitecturas, inciden desde la manera de conceptualizar y entender la vida colectiva urbana y la privada en los espacios que resguardan la vida de los hombres, influyendo también en las metodologías proyectuales y desde luego en los procesos de construcción de las obras, tanto a nivel ciudad como a nivel privado. Los universos posibles en el campo del diseño se han vuelto casi infinitos, a partir de los sorprendentes programas computacionales, que pueden considerar geometrías simples y complejas, con múltiples variables en muy poco tiempo y en las cuales la realidad virtual nos permite proponer y comprender las propuestas proyectuales, como secuencias espaciales, muy vividas, que toman en cuenta las ciudades y las particularidades arquitectónicas de escalas, proporciones, ritmos, colores, texturas, calidades de luz a diferentes horas del día y en diferentes estaciones del año, calidades de materiales, pudiendo llegar a sofisticaciones de percepciones sonoras y de olor. Hablamos de la creatividad personal, apoyada en la sorprendente ciencia de la informática. En lo que tiene que ver con la construcción de los proyectos y ahora a muy diferentes escalas, es sorprendente la participación de las máquinas, los robots y las máquinas computadoras constructoras con aplicaciones 3d. La tecnología aplicada a la construcción ha modificado el empleo de la mano de obra y lo anterior será mas notable en la medida que se perfecciones, máquinas y robots. La ciencia aplicada al diseño y construcción, desde el diseño industrial, pasando por lo que tiene que ver con las ciudades y sus arquitecturas, ha abierto posibilidades sorprendentes, que hasta hace muy poco tiempo nos parecían casi impensables.

Viviendas flotantes en Amsterdam

La biotecnología ha impactado ya en la vida privada y social de nuestras comunidades, alterando las tradicionales formas de vida, que nos habían acompañado por muchos años. Desde lo que tiene que ver con las mejoras a la salud, a partir del uso de nuevas medicinas y técnicas médicas, referidas desde luego a la nanotecnología y la infotecnología, pasando por la prolongación de la vida por más años, las alteraciones genéticas que prometen hombres nuevos, hasta el punto de la posible inmortalidad, tal y como nos lo relata Yuval Noah Harari, en sus libros como Homo Deus y 21 lecciones para el siglo XXI (1), sin dejar de lado los seres humanos que pueden ser una parte naturales y otra máquinas, lo que se conoce como los cyborgs. Con la aceptación de las diversidades sociales y estos avances en la biotecnología, se han alterado las estructuras sociales en todos los ámbitos, incluyendo el valor, presencia y significado del hombre en su individualidad, así como la tradicional familia de padres, hijos, tíos y abuelos, que hoy en día son tan solo una posibilidad entre muchas. Hoy las familias de parejas del mismo sexo o aquellas en donde la madre de una criatura, puede ser al mismo tiempo la madre de la mujer que no podía concebir y le pide a su progenitora un vientre sustituto, son una realidad. Y las ciudades y sus arquitecturas se han empezado a ajustar a esta nueva realidad, dando cabida en sus diseños a las nuevas estructuras sociales, a los hombres genéticamente modificados, a la realidad de los hombres máquinas y a las máquinas mismas que realizan actividades antes ejecutadas por seres humanos, ordenadas a partir de la inteligencia artificial, que se vislumbra con posibilidades insospechadas. Como parte de todo esto está también el considerar de manera significativa el equilibrio ambiental del planeta. La ciencia y la voluntad de los seres humanos tienen que avanzar hasta un punto en que se puedan restaurar las armonías respecto a la naturaleza, sobre todo en lo que tiene que ver con la producción de energía, la conservación de los suelos y entornos naturales, la limitación de residuos contaminantes y su aprovechamiento, entendiendo que los residuos y la basura en general, son un bien que hay que reciclar, porque al final del camino, nada tiene sentido si el la inconciencia destruimos la casa natural de todos en donde nos es permitida la vida y todas sus maravillosas posibilidades.

Ciudad de Copenhague

Desde luego estas ciudades y arquitecturas tecnológicas, del presente y el futuro, en donde las aplicaciones de la  ciencia están y estarán presentes, como parte de la diversidad deseable, convivirán con formas tradicionales de producir y habitar espacios colectivos y privados. Al final de cuentas, la ciencia aplicada al desarrollo de las ciudades y sus arquitecturas, valdrá realmente la pena y tendrá sentido, si desde los puntos de vista espacial, político, económico, social, cultural y filosófico, se traducen en bienestar para el conjunto de la sociedad, propiciando mejores condiciones de habitabilidad, reduciendo las desigualdades sociales, con un sentido democrático incluyente. En este sentido, aunque naturalmente habrá variaciones que se definirán en el tiempo, para la calidad habitable de las ciudades, valdrá la pena tener presentes, no solo el desarrollo de la ciencia, sino también  los estudios  sociológicos y urbanos de autores como el arquitecto y consultor en diseño urbano, el danés Jan Gehl (2), que plantea calidades del espacio urbano, en donde el centro de todo sea precisamente el ser humano, que debe contar con la mejor y mas variada disposición de espacios públicos, incluyendo calles, plazas y jardines caminables o para andar en bicicleta, sumando transporte público suficiente, sustentable y eficiente. Lo anterior queda bien representado, en las realidades de ciudades europeas de densidades medias, como Amsterdam o Copenhague.

Bibliografía.

(1) Homo Deus de Yuval Noah Harari

2016

21 lecciones para el siglo XXI de Yuval Noah Harari

2018

(2) Cities for people de Jan Gehl

2010

 

 

 

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Sobre la ciudad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s