Museo Nacional de Arquitectura 35 años después

Gustavo López Padilla

Hacer arquitectura implica construir en el tiempo, las ideas que le darán sentido a las propuestas proyectuales, entendiendo lo anterior como un proceso continuo, que se va retroalimentando lentamente de múltiples experiencias. En paralelo se trata de ir explorando ordenes compositivos y formales, que representan espacios habitables organizados secuencialmente, que responden en primera instancia, a los requerimientos de vida de los usuarios de estos espacios, trabajando también sobre las ideas que van persiguiendo los arquitectos, tratando de encontrar su propio lugar en la historia. Lo anterior se complementa experimentando materiales y procedimientos constructivos, hasta un punto tal, de encontrar un repertorio de los mismos, con los cuales los arquitectos se identifican. Construidas las obras se someten a sus máximas pruebas, que tienen que ver con la cotidianeidad de vida de los mismos usuarios, quienes finalmente tienen la máxima autoridad para validar sus resultados. Estas obras representan valores sociales, políticos y culturales en su particularidad, al mismo tiempo que contribuyen a construir las imágenes y calidades habitables, de los lugares urbanos o contextos colectivos, donde se ubican y pertenecen.

Para su documentación y evaluación, ideas y obras necesitan ser mostradas y para ello cumplen una importante función, los diferentes medios de comunicación, como son los libros, revistas, periódicos, programas de radio, televisión y hoy en día particularmente todo lo que tiene que ver con las comunicaciones modernas como el internet. Como parte de lo anterior, los museos y galerías, privadas o públicas, desempeñan una actividad fundamental, al acercar mediante exposiciones al gran público, los resultados de un conjunto de  obras realizadas que forman parte de un lugar, un tiempo y unas maneras de entender y experimentar la arquitectura. Los museos y galerías cumplen así la tarea esencial de mostrar, documentar históricamente y someter a la crítica las obras y las ideas que las acompañan, valoración que pueden efectuar  especialistas en la materia, pero también el público en general, que al final de cuentas, termina, cuando los resultados lo ameritan, haciendo suyas estas obras, pasando a formar parte del patrimonio de las sociedades, las ciudades, de la historia y de la cultura. En este orden de ideas, hace treinta y cinco años, el 26 de enero de 1984, quedó formalmente constituido el Museo Nacional de Arquitectura, ubicado en el cuarto piso del Palacio de Bellas Artes, en la ciudad de México, dependiente de la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble.  Con ello la Dirección de Arquitectura citada, ha cumplido entre otras de sus importantes encomiendas y actividades, con el compromiso de exponer al diverso público, nacional y extranjero que asiste al Palacio de Bellas Artes, diferentes muestras de planeación, diseño urbano, arquitectónico, de paisaje e incluyendo además interiorismo y algunas expresiones de diseño industrial, que corresponden tanto a la producción nacional, como extranjera. Las exposiciones documentadas con planos, fotografías, maquetas y en los últimos años también con videos, han sido acompañadas con conferencias, mesas redondas y publicaciones, sobre los temas específicos de cada exposición, lo que ha permitido documentar la historia de la arquitectura y el urbanismo, además de someterlo a la reflexión y a la critica, por parte de voces muy diversas, que en ocasiones incluyen a especialistas sobre el tema, pero sumando además, opiniones de diversos representantes de la sociedad, la ciencia y la cultura.Previamente a la constitución formal del museo, se realizaron en el lugar dos exposiciones en los años de 1982 y 1983. A lo largo de los treinta y cinco años de constitución formal del Museo, se han realizado en el lugar hasta la fecha, enero del 2019, 158 exposiciones de muy diversos temas, escalas y significaciones. En este tiempo, la Dirección de Arquitectura fue dirigida entre 1981 y 1994 por Juan Urquiaga Blanco, de 1995 a 1997, por Víctor Jiménez, de 1998 al año 2000, por Maya Dávalos de Camacho, del 2001 al 2003, por Sara Topelson de Grinberg, del 2003 al 2007, por Xavier Guzmán Urbiola, del 2007 al 2010, por Ramón Vargas Salguero y del 2011 hasta los inicios del 2019, por Dolores Martínez Orralde. Como toda expresión social y sobretodo lo que tiene que ver con la cultura, los resultados de las diversas exposiciones urbanas y arquitectónicas, realizadas en el Museo Nacional de Arquitectura, han tenido valoraciones distintas, dependiendo de las calidades y significados de los contenidos, los materiales expuestos y de los resultados museísticos de cada oportunidad.A lo anterior se han sumado críticas constantes a las cualidades y disponibilidades espaciales del lugar que constituye propiamente el museo, por su condición limitada de ser una circulación lineal, continua y de poco ancho disponible. En relación a lo primero, los contenidos,  creo que en términos generales los resultados han sido buenos y en ocasiones sobresalientes, dadas las calidades de proyecto de los expositores participantes y dependiendo en ocasiones de las aportaciones materiales de estos últimos, llámense planos, fotografías, maquetas y videos, para mostrar sus trabajos. Ha habido algunas exposiciones que por su importancia, han sobrepasado los límites espaciales del propio museo, desbordando las muestras, llegando a ocupar otros espacios, llámense salas o vestíbulos, dentro del propio Palacio de Bellas Artes. En lo que se refiere a las limitaciones naturales del propio museo, es justo reconocer los esfuerzos constantes de los encargados directos de las exposiciones, para que asumiendo las limitaciones y dependiendo del autor, temas de obras y sus posibilidades de exposición, explorar alternativas de materiales, recorridos, maneras de mostrar las obras y lo que se refiere a su iluminación, tratando de arrebatarle a las limitaciones, sus máximas posibilidades y variantes expresivas.La primera exposición ya como museo constituido, fue una relativa a la obra del Ing. y Arq. Francisco J. Serrano, inaugurada precisamente el 26 de enero del año 1984 y la última hasta el momento, la referida a la Arquitectura Olímpica, México 68, 50 aniversario, inaugurada el pasado 11 de octubre del año 2018. En el camino la diversidad de temas, escalas, posturas teóricas y proyectuales, significados culturales, sociales y políticos es notable. Se aprecia un criterio de contenidos abierto, variado, plural e incluyente, pasando desde los grandes maestros que dieron origen al movimiento moderno en México, los reconocidos arquitectos representantes de la actualidad, pero incorporando también exposiciones de jóvenes arquitectos que representan el futuro, lo que da muestras de las posturas incluyentes que en el mismo sentido, han asumido los diferentes directores de la Dirección de Arquitectura, que son al mismo tiempo los responsables del Museo Nacional de Arquitectura. Se han expuesto además proyectos, obras y tendencias urbanas y arquitectónicas importantes de otras partes del mundo. Pasados treinta y cinco años los saldos son favorables y sin duda han significado un privilegio para los autores de las obras, al mostrar sus trabajos no solo al gremio de los arquitectos, sino dejarse ver y conocer por los grandes públicos, nacionales y extranjeros, que visitan cotidianamente el Palacio de Bellas Artes, que  disfrutan las instalaciones del propio Palacio, sus variadas exposiciones, desde luego los magníficos murales de nuestros grandes pintores nacionales y visitando también, las exposiciones de urbanismo y arquitectura, del Museo Nacional de Arquitectura.Mostrarse en una exposición, de la significación y trascendencia de hacerlo precisamente en el Museo Nacional de Arquitectura, del Palacio de Bellas Artes, en la ciudad de México, es una oportunidad para los expositores, primero de pararse cada quién frente a un espejo propio, valorando autocríticamente lo realizado y mostrarse también a los demás, dejando ver sus entrañas, preferencias conceptuales, sus logros, certezas y temores,  provocando de manera  natural el ejercicio de la crítica, instrumento indispensable para saber por donde encauzar y continuar los caminos creativos que tienen que ver, en este caso, con el diseño de las ciudades y sus arquitecturas. Sin duda el Museo Nacional de Arquitectura del Palacio de Bellas Artes, se ha constituido a partir de la cantidad, calidad y continuidad de sus trabajos, en uno de los sitios mas importantes y permanentes, dentro de la promoción y difusión de la cultura arquitectónica de nuestro país. Vaya entonces un merecido reconocimiento a los distintos directores del museo y a todos aquellos que han participado de muy diferentes maneras, en la realización de las 158 exposiciones realizadas hasta ahora. El reto será continuar de manera constante e ininterrumpida con la labor realizada, incorporando, mejorando y diversificando, distintas modalidades museográficas y de presentación de los trabajos, aprovechando las nuevas y vertiginosas oportunidades que ofrece la tecnología moderna, en lo que tiene que ver con la comunicación masiva. Pensando también en mejorar y diversificar, lo que tiene que ver con conferencias, mesas redondas y publicaciones.

Agradecimientos

Quiero agradecer la valiosa contribución en materia de información, para la realización de las presentes reflexiones en relación con el Museo Nacional de Arquitectura a:

Arq. Dolores Martínez Orralde

Arq. Cecilia Sánchez Zárate

 

Anuncios

Acerca de navegandolaarquitectura

Navegar por las ideas e imagenes que le dan sentido a la arquitectura
Esta entrada fue publicada en Arquitectura Mexicana, Sobre ideas y libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s